La solución

Sotavia monitoriza el estado del pavimento de las ciudades con un sistema automático de alertas que avisa de las características y ubicación de los desperfectos en el asfalto en tiempo real, y que se integra con el sistema informático municipal.

La solución propuesta en un dispositivo detector de desperfectos situado en un vehículo, un servidor con un sistema de información geográfica (GIS) que permite la visualización de los resultados, y una interfaz con el sistema informático del ayuntamiento.

 

El dispositivo de detección de desperfectos esta basado en diferentes sensores de imagen que permiten una adquisición tridimensional a alta velocidad y algoritmos de procesado de imagen que proporcionan un perfil 3D del desperfecto con una resolución de milímetros. Algunos de los parámetros que se extraen en la caracterización de un desperfecto son su posición, la longitud horizontal, la longitud vertical, la profundidad y el volumen. Todos estos parámetros se proporcionan en su valor medio, mínimo y máximo.